A principios del siglo XX, el progreso y la educación en Comayagüela no cedieron espacio a Tegucigalpa, una enorme rivalidad entre ciudades que logró la construcción de muchas edificaciones que hoy son parte de los tesoros del casco histórico de la capital. Una de esas edificaciones es la de la Escuela Lempira, localizada en la 5ª avenida de Comayagüela, institución donde se siguen impartiendo clases desde antes de 1905 cuando se llamaba la Escuela Pública de Comayagüela. A continuación les compartimos un resumen sobre el artículo publicado por SAP de la página SkycraperCity:

Las escuelas Lempira y Argentina ubicadas en la 5ta. Avenida entre las 7ma. y 8va. Calle de Comayagüela, lucen nuevas tonalidades. Los trabajos fueron parte del programa “Dar Para Educar” de la cadena de supermercados La Colonia, fondos que recolecta al redondear las monedas en las compras de sus clientes. Hasta el momento, la empresa ha construido siete escuelas con esa actividad.

El Lempira, como mejor se le conoce al complejo, es una obra del arquitecto Augusto Bressani y uno de los pocos edificios representativos de estilo ecléctico, entre neoclasicismo y Art Nouveau, de la ciudad. Art Nouveau o “arte nuevo” en francés, fue un movimiento internacional de arte, arquitectura y artes aplicadas, especialmente las artes decorativas que alcanzó su máxima popularidad en los albores del siglo XX. En arquitectura la corriente es esencialmente decorativa, aunque posee soluciones arquitectónicas originales. Sus formas son blandas y redondeas con una profusión de motivos ornamentales como queriendo imitar al recargado rococó, estilo de boga previo al neoclasicismo. En sí, el movimiento tuvo su mayor impacto en diseño de interiores.

Mucho antes que se edificara el conjunto escolar de Bressani, muy cerca del predio se alzaba un pequeño inmueble de adobe que en un tiempo se le conocía como “Escuela Pública de Comayagüela”. No se tiene fecha de fundación de la “Escuela de Varones Lempira”; su primera referencia es de 1905 contando con tres aulas. Para 1915 la matricula fue de 105 niños. Diez años después, ascendía a 208 niños repartidos en seis secciones. El nombre de “Escuela Lempira”se le dio en recuerdo al héroe nacional un 14 de julio de 1925.

En 1930 se trasladó al edificio en que actualmente se encuentra. Según Omar Aquiles Valladares (2008. Tegucigalpa, una ciudad y su gente 1900-1930. Tegucigalpa, Honduras: KARES S. de R.L..) el sitio donde se levantó la estructura era una antigua laguneta cubierta de zacaltuste adyacente al barrio conocido como La Cagalera. El costo de la obra de piedra y cal fue de 180 mil pesos.

Para 1937, la Monografía de Comayagüela (Tegucigalpa, Honduras: Talleres Tipográficos Nacionales) de Juan Ramón Ardón señala el inmueble de 2,600 metros cuadrados albergando dos instituciones escolares, República Argentina y Lempira, con una población de 661 alumnos de ambos sexos, buena parte procedente de zonas rurales del departamento. Con el crecimiento estudiantil en aumento, en los setenta el recinto pierde su área deportiva para dar cabida a nuevas aulas. Hoy, ambas instituciones registran 1,300 escolares en dos jornadas


4 Responde a “La Escuela Lempira, símbolo de Comayagüela”

  1. Muy buena informacion, realmente me agrada saber que aun vive mi escuela que jamas sera olvida yo estube ahi desde 1998 hasta el 2004 y sin duda fue un gran paso en mi vida, aun recuerdo mis profesores y profesoras que eran muy rudas por sierto. Pero gracias a ellos y ellas por haber forjado una gran enseñanza y que hoy por hoy sigo agradecidos eternamente…!!!

  2. Me siento orgulloso de haber Sido alumno de la escuela Lempira 83 al 89
    Saludos a todos
    Me gustaría comunicarme con mis excompañeros

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *