Los que tuvimos la suerte de conocer los “antiguos cines” del centro de Tegucigalpa tenemos una enorme cantidad de recuerdos, tandas, películas, abrazos, besos y por supuesto ciertos personajes donde se distingue “La Dama del Cine Clamer”.

Doña Rosa Hernández. la dama del Cine Clamer
Doña Rosa Hernández. la dama del Cine Clamer

Hablamos de doña Rosa Hernández propietaria de una chilera que se localizaba justo en la entrada del cine Clamer, una mujer que hizo de la venta de chucherías su sustento y que aún se encuentra vendiendo en el estacionamiento localizado al lado oeste de lo que fue el cine.

Doña Rosa comenzó sus labores en 1944 desde que ella tenía 18 años, y fue ahí en su trabajo donde fue conocida prácticamente por todos los que vivimos en la antigua Tegucigalpa; su venta de cacahuates, semillas de marañon, churros, chicles, cigarros y golosinas era paso obligado antes de ir al cine o bien en el intermedio de las funciones dobles.

Su simpatía era cosa de todos los días y como buena madre veía a los cipotes como hijos, lo digo con propiedad porque cuando íbamos a entrar y había reclutamiento ella nos decía, cipotes mejor no entren porque andan reclutando, bonitos recuerdos de doña Rosa.

Su trayectoria en el cine Clamer no concluyó con el cierre del cine ya que en el estacionamiento que se encuentra al lado oeste ella tiene un puesto de ventas, la misma escena, la misma chiclera, la misma dama.

.

72 años realizando el mismo trabajo con alegría

Hoy a sus 90 años dice que nunca dejará su puesto de trabajo porque de esa forma se siente “viva”, un ejemplo de honradez, persistencia, dignidad y trabajo que en este momento reconocemos y dejamos una propuesta en el público, ¿qué tal si algún empresario de cine le da un espacio en sus instalaciones?, sería un reconocimiento público a la dama del Cine Clamer una muestra de respeto por una mujer que aunque se le pida acostarse y descansar, preferirá estar viendo a los niños felices entrar al cine, tal como lo hizo por 72 años de su vida.


6 Responde a “La Dama del Cine Clamer, una leyenda de Tegucigalpa”

  1. Una persona que veía desde las peliculas de Superman , Tiburón hasta la ultima película Dracula en ese cine, gratos recuerdos con Doña Rosa y los dulces de tamarindo …… saludos desde New York

  2. Doña Rosa la conocí desde muy niña,ella guardaba su BATEA” O Chiclera en la casa de mis abuelos Félix y Sara Ortega,saber de ella me trae recuerdos agradables,que Dios bendiga a Doña Rosa por su perseverancia y empeño,

  3. Cómo no emocionarse con este tipo de reportaje. El tiempo transcurre irremediablemente, pero leer este escrito, nos hace recordar tantas aventuras de la infancia y reconocer que nuestras vivencias pasadas tuvieron un brillo sencillamente espectacular.

  4. Doña Rosita como le decíamos nosotros todos en mi familia la mirámos todos los dias pues tuvímos nuestro salón de belleza Mideró frente al Cine Clamer ella siempre con su amabilidad buen caracter nos alegra este reportáje y que Diosito la siga cuidándo…

  5. Como no recordar a dona Rosita todos los que tuvimos la oportunidad de conocerle cuando estudiamos en el instituto central vicente caceres ubicado en aquella epoca en el parque la Merced de Tegucigalpa. Ya que algunos grados de ciclo promocionaban en sus actividades estudiantiles las peliculas matinales. Como recordar las primeras peliculas de Dracula. Tiburon y el Exorcista con linda Bleir.

  6. la visite en Diciembre, le lleve sus regalitos ,nos despedimos ,luego al siguiente dia antes de venirme regreze para almorzar con ella ,su chiclera esta vacia , su puesto es detras de una caseta donde casi no se le ve, si alguien llega por favor comprenle algo, llevenle almuerzo tambien , platiquen con ella, n quiero decir tambien que hay muchas rositas en la capital pidiendo y vendiendo lo que sea a una edad en las que otras senioras estan retiradas y comodas en casa. gracias

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *