Aunque seguramente muchos capitalinos usaban chiribiscas para navidad a finales del siglo XIX, son pocas las evidencias sobre el uso de árboles para la navidad, es así que aquí les traigo esta nota tomada del libro “La Tegucigalpa de mis recuerdos” de don Marco Antonio Rosa, que relata el acontecimiento del que haya sido probablemente el primer árbol de navidad de Tegucigalpa:

En los últimos días de diciembre de 1905, la prensa traía la noticia de que el doctor Gustavo A. Walther, director del Hospital General, que a la sazón ocupaba el edificio donde hoy están ubicados los Ministerios, había llenado de contento a los enfermos de aquel centro de salud, presentándoles en Noche Buena, un hermoso árbol de Navidad bellamente decorado por el filantrópico comerciante don Nicolás Cornelsen quien, además, obsequió a los enfermos adultos con galletas y chocolates, y con juguetes y dulces a la chiquillada. El árbol además de su bello aspecto causó grande y admirable impresión por lo novedoso, pues como se sabe el adorno tradicional nuestro para esa ocasión ha sido el “nacimiento”. Mas no terminaban ahí las sorpresas para esos desvalidos, porque el doctor Walther les obsequió ponches y golosinas que disfrutaron escuchando dulce música de mandolines y guitarras.

La prensa felicitaba calurosamente, tanto al médico como al comerciante por el rasgo de gentileza, que debería ser imitado por nuestros paisanos adinerados.

Y ahora, usted también lo sabe


Una Respuesta a “El primer árbol de navidad de Tegucigalpa”

  1. Soy noè cruz.soy de olancho y cuando yo era de edad entre 11 y 14 años colgaba un radio de baterias en un palo y ahi oia sus aportes culturales que salian todos los dias y me gustava esa frase ‘y ahora ud tambien lo sabe’ me gusta y felicidades.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *