Quién conquistó a quién, ¿el gringo o el centro?

Aunque a veces nos hartemos del lugar en que vivimos, aunque de vez en cuando fantaseemos con cambiarlo, hay algo que nos ata a ese rinconcito que tanto nos hace falta cuando estamos lejos, ese espacio donde nos sentimos nosotros mismos. Le llamamos nuestro refugio, nuestro nido.

gringo
Fotografía: Daniel Klingenhoets

Una de las cosas más satisfactorias y que nos hace amar aún más nuestro hogar es que otros, ajenos a él, se sientan tan en casa como nosotros mismos. Y eso es precisamente lo que Honduras y sus habitantes hemos logrado hacer sentir a Daniel.

gringo

Daniel, nacido en Milwaukee, Wisconsin vive en Tegucigalpa hace año y medio.  Y no me van a creer cuál es su lugar favorito…

Okay, okay, adivinaron, aunque la verdad es que la pregunta está demasiado fácil: El Centro.

gringo
Fotografía: Daniel Klingenhoets

Podríamos decir que Daniel se ha convertido en una especie de curador de experiencias en El Centro, y para que nadie se quede atrás él te recomienda:

  • Probar el plato típico del Guanacaste
  • Conversar con doña Lilian en su puesto en Mercado Los Dolores
  • Visitar los edificios más viejos y preguntar acerca de su historia
  • Traer a tus amigos extranjeros (y no tan extranjeros) a dar un paseo en El Centro
  • Fotografiar la arquitectura y la vida cotidiana
  • Dejarte deleitar por el contraste entre estas cuatro avenidas y el resto de la ciudad
gringo
Fotografía: Daniel Klingenhoets

Si Daniel se enamoró del Centro ¿qué esperás para enamorarte vos también?

“Es como transportarse a otro lugar, donde me siento más integrado con la cultura de Tegucigalpa. Sin duda la parte más importante del Centro es su gente.”

 


2 Responde a “El Gringo Que Se Enamoró del Centro”

  1. Dios bendiga mi querida capital y su linda gente trabajadora .narivos y a los se vienen aquí a. contribuir a si desarrollo y del país…a
    Amen.

  2. cuando era un cipote recorri desde el guanacaste hasta el parque la concordia y des de el parque la leona hasta el mercado las americas casi todos los dias de mi vida y ahora que estoy lejos sigo recordando y añorando volver a recorrer esas calles y avenidas.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *