En mis numerosas vueltas por El Centro veo de todo, voy a todos lados, cafés, restaurantes, tiendas de ropa, etc. Una cosa que si me he dado cuenta es que ya no está Acapulco, Toys desapareció, y en Tegucigalpa en general nos vemos reducido a Push Play y el tercer piso de Carrion o Layde Lee. Las jugueterías ya no existen, para un coleccionista como yo o muchos de mis amigos, nos vemos en el dilema de esperar semanas a que un servicio extranjero nos entregue lo que queremos.

Pero recientemente, en una de mis vueltas, me encontré con un lugar que tenía una vitrina llena de juguetes de Guerra de las Galaxias (Star Wars), y no los típicos juguetes que usualmente se encuentran (los que la gente ha ido botando). Estos parecían nuevos y algunos incluso estaban en sus cajas originales. Entré y me encontré con una juguetería completa; habían juguetes de Marvel, de Nintendo, El Señor de los Anillos, etc.

Juguetes

Al revisar sus anaqueles vi un Batman que ya había visto por Internet, pero me pareció muy pequeño para pedir que lo trajeran por correo. Le pregunté al encargado por el precio y lo encontré muy accesible, pero no andaba efectivo. Me excusé para visitar un cajero, pero el encargado me respondió que no me preocupara, que contaban con POS. ¡Excelente! Desde ese día he sido un fiel comprador.

Un par de días después me tocó reunirme en un café, y claro, escogí Café Paradiso. Al caminar por la calle vi otro lugar que me llamó la atención por un juguete de Guerra de las Galaxias enorme que tenían en el mostrador. Entré y me di cuenta que también contaban con una gran colección de video juegos. Al dirigirme a la caja vi algo que me sorprendió; muchos que leerán esto tal vez recuerden las famosas Pepsi Cards, que se conseguían cambiando un par de chapitas de Pepsi. Pensé que nunca las volvería a ver y allí estaban enfrente en perfecto estado. Compré diez.

juguetes

Poco a poco he ido encontrando más de estas tiendas, que se dedican a vender juguetes para coleccionistas o para un simple regalo. El Centro siempre me sorprende con nuevas cosas, cada día encuentro más que hacer, que ver, que comprar. Solo es de tener un poco de paciencia y saber buscar y se puede encontrar cualquier cosa.


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *