En todas las ciudades han existido y existirán lugares exclusivos para la “Crema y Nata” de la sociedad, uno de ellos se llamó Chico Club cuyo local hoy es ocupado por el Duncan Mayan.

La fachada del Chico Club solo ha cambiado de color
La fachada del Chico Club solo ha cambiado de color – Foto SAP

El prestigioso Chico Club

Todo comenzó como el emprendimiento de una pareja española de apellido Blanco, quienes luego de adquirir una casa la convirtieron en hotel en la década de 1930, este propósito cambió en 1938 cuando decidieron remodelar la edificación para convertirla en el que sería el sitio de mayor prestigio de la ciudad, El Chico Club.

Tal negocio fue el lugar donde se celebraban banquetes y bailes exclusivos para cierto sector de la sociedad de Tegucigalpa que lo disfrutó por un espacio de casi 40 años hasta que nuevas opciones fueron cambiando el gusto de la alta sociedad capitalina.

Acceso principal

Tanto el interior como exterior del local original han sido mantenidos parcialmente y el uso del inmueble ha sido orientado al de restaurante, siendo ocupado una vez cerró el Chico Club por “El chalet de Don Pepe” para luego en décadas posteriores fuera el sitio del Duncan Mayan.

Fachada actual

 

 

 

 

 


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *