Un crimen contra el patrimonio cultural de la nación fue la demolición del edificio del antiguo Banco de Honduras, un precioso edificio con una enorme historia. Funcionó como oficina de correos, Casa Presidencial y como institución bancaria, un fantasma del cual en la medida que se investiga se conocen detalles que hacen que el reclamo por su demolición sea cada día más válido y de donde La Otra Honduras nos comparte detalles desconocidos para la mayoría.

En 1914 funcionó como Correo Nacional

El antiguo Banco de Honduras

El Banco de Honduras fue uno de los primeros bancos de carácter privado que se fundó en el país centroamericano a finales del siglo XIX. Debido a que al Estado de Honduras le había dado autorización para fundar bancos comerciales, los primeros en crearse fueron el Banco Centro-Americano y el Banco Nacional Hondureño, ambos con facultad de emitir billetes. Con la fusión de estos dos entes bancarios fue que nació el Banco de Honduras, S.A. con un capital de 400,000 Lempiras. 

Antiguo Banco de Honduras
Antiguo Banco de Honduras

Estuvo ligado con la empresa estadounidense Rosario Mining Company que explotaba yacimientos mineros en el sector de San Juancito, Tegucigalpa y alrededores. Uno de sus mayores accionistas fue el magnate señor Washington S. Valentine, un empresario estadounidense que además era copropietario (Junto a Marco Aurelio Soto. N. del C.) de la empresa minera Rosario Mining Company. También era promotor del Ferrocarril Nacional de Honduras (FNH) que funcionaba en la costa norte, además de accionista y amigo del empresario (también estadounidense) Samuel Zemurray que tomó posesión a la muerte de Valentine como “El rey de Honduras” debido al potencial económico que proporcionaba sus empresas bananeras en la etapa dorada de Honduras. El banco fue el primero en aceptar “papel moneda china” debido a la inmigración de este colectivo asiático al país, que generaba potencial económico y comercial a finales del siglo XIX y principios del XX. 

Construcción del Banco de Honduras en 1908

En 1965 se afilió al First National Citibank de Nueva York que adquirió el 50% de las acciones.

Su sede se encontraba en un emblemático edificio con arquitectura europea, frente a la “Plaza Morazán” en la ciudad de Tegucigalpa; el mismo indicaba el poderío bancario hondureño, este edificio fue demolido en la década de los años setentas.

Y ahora, Usted también lo sabe.


Una Respuesta a “¿Conoces el Antiguo Banco Honduras?”

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *